Transporte Público

Ministerio del Interior y Transporte

Reactivación Ferroviaria Belgrano Cargas

06.07.11/ Iniciando en 1876, el ferrocarril Gral Manuel Belgrano se convirtió, en sólo 50 años, en una de las principales redes del país y del continente. Con más de 10.000 km de vías recorría las 14 provincias, y brindaba las únicas conexiones ferroviarias con Chile y Bolivia. La historia de este ferrocarril no ha sido otra que la de nuestro propio desarrollo nacional e integración regional. Años de abandono y deterioro fueron progresivamente apagando su rol, otrora protagonista en el transporte de cargas de buena parte de la Argentina. A fines de este proceso el ferrocarril Belgrano agonizaba próximo a su desaparición y pocos kilómetros quedaban en funcionamiento.


Después de dos décadas de postergación el Gobierno de Kirchner instala un nuevo modelo que viene a devolver al ferrocarril su rol relevante. De este modo se da inicio a un arduo proceso de recuperación del sistema ferroviario nacional con el objetivo de ponerlo nuevamente al servicio de todos los argentinos. Con la continuidad de esta política, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner sanciona la ley de reordenamiento ferroviario. A través de ella se crean dos sociedades del Estado: la administradora de infraestructura (ADIF) y la operadora SOF, herramientas eficaces para impulsar el renovado compromiso del estado con el desarrollo y operación del sector ferroviario.

Ese mismo año la Presidente ordena que el ferrocarril Belgrano sea la primera red bajo este nuevo esquema de gestión instruyendo la recesión del contrato del concesionario Belgrano Cargas S.A., y el traspaso de la gestión a las dos nuevas sociedades del Estado, proceso que se encuentra próximo a concretarse. El desarrollo económico alcanzado por la región en los últimos años y el crecimiento exponencial de la producción agrícola industrial y minera aceleran la demanda de una red ferroviaria de cargas activa y eficiente. Argentina necesita recuperar el ferrocarril Belgrano y esta tarea no sólo requiere decisión, sino también una planificación inteligente y adecuada frente a los desafíos modernos. En este nuevo contexto surgen un conjunto de oportunidades que se asocian a 7 corredores estratégicos dentro de la gran red original.

Corredor Salta – Barranqueras – Rosario:
Llamado a ser el nuevo ramal troncal del Ferrocarril Belgrano. Sólo el crecimiento productivo de la zona que recorre permite aspirar a una carga anual de 8 millones de toneladas, más del doble que cualquier otro ramal del país.

Ramal de conexión internacional C-C14 -C15
La recuperación de estos ramales representa la restauración de la interconectividad ferroviaria entre Bolivia, los puertos del litoral, los puertos del Pacífico y la basta zona de influencia del Belgrano.

Ramal C25
Representa la espina dorsal ferroviaria para el desarrollo económico de la provincia de Formosa, integrando su desarrollo y potenciando su crecimiento con la concreción del nuevo puerto provincial sobre el Paraná.

Ramal Tostado – Las Cejas en Santiago del Estero
Corre a lo largo de una cuenca económica que hoy produce 3.900.000 toneladas de granos, subproductos y azúcar, todos ellos susceptibles de ser transportados por tren.

Ramales Mineros
Permiten viabilizar el transporte eficiente y competitivo para explotaciones mineras actuales y futuras en las provincias de San Juan, La Rioja y Catamarca.

Corredor Central Córdoba
Hoy sigue conservando su histórica vigencia gracias a la riqueza agrícola e industrial de las áreas en donde presta servicio.

Vinculación Ferro portuaria Rosario – Zárate – La Plata
Ofrece una plaza ideal para articular los principales puertos de la región, potenciando el tráfico de contenedores.

En esta primera etapa, se han concentrando los esfuerzos de inversión en los ramales troncales, encarando 23 obras de renovación de vías según los más altos estándares internacionales. Esta calidad nos permite asegurar décadas de servicio, construyendo con el mismo espíritu con el que lo hacían nuestros predecesores.

Estas obras se realizan en las provincias de Santa Fe, Chaco, Formosa, Salta y Santiago del Estero en coordinación con los gobiernos provinciales, promoviendo el empleo y el desarrollo de la industria ferroviaria nacional. El Ministerio de Planificación, a través de la Secretaría de Transporte, ha redoblado esfuerzos para obtener recursos que permitan financiar las acciones actuales y futuras. Para ello se disponen:

- 2.000 millones de pesos provenientes del Tesoro Nacional.
- 1.300 millones de pesos aportados por la Corporación Andina de Fomento.
- Se está trabajando con el Banco Mundial para obtener un préstamo de 2.400 millones de pesos, destinado a financiar el Plan Circunvalar Rosario, con alto impacto en la compleja logística de esa zona.
- Se está avanzando en la firma de un acuerdo estratégico con la República Popular de China que permitirá la realización de nuevas obras ferroviarias sobre el Belgrano por una cifra global de 2.500 millones de dólares.
- Además, se están desarrollando estrategias para promover la participación privada en la inversión.

Hoy estamos frente a nuevos desafíos que son similares a los de nuestros pioneros ferroviarios. Al igual que ellos, debemos crear las condiciones que nos permitan afrontar con éxito las demandas de un país en inédito crecimiento. La recuperación del Belgrano Cargas y de toda la red ferroviaria nacional resulta vital para la República Argentina. Esta etapa de realizaciones nos hace sentir orgullosos de protagonizar la recuperación del ferrocarril como un instrumento para una Argentina moderna, libre e integrada.

  • Registro Nacional de las Personas
  • Dirección Nacional de Migraciones
  • Agencia Nacional de Seguridad Vial
  • Archivo General de la Nación
  • Asuntos Políticos y Electorales
  • Formación Política
  • SUBE | Sistema Único de Boleto Electrónico

Transporte Público | Ministerio del Interior y Transporte | Todos los derechos reservados 2012

Presidencia de la Nación Argentina